El vino, un gran aliado para combatir el estrés

Sabemos que desde el inicio de la pandemia de la Covid-19 el consumo de vino a nivel doméstico no ha dejado de crecer, y la compra online se ha disparado. Es el caso de Vinissimus, el eCommerce líder en Europa en venta de vino español online, que durante los primeros meses de pandemia registró un incremento del 193% en sus ventas online.

Desde hace tiempo era bien conocido por todos que el consumo de vino en cantidades saludables ayuda a nuestro organismo de diversos modos. Consumir vino tinto con moderación y haciendo un consumo responsable parece tener un efecto muy positivo sobre nuestro organismo y, no sólo sobre nuestro sistema cardiovascular, sino también sobre nuestro estado de ánimo. Así lo reflejan algunos estudios recientes como los llevados a cabo por célebres instituciones como la Universidad de Buffalo o la de Xuzhou que demuestran que el vino puede ser un gran aliado para combatir el estrés.

¿Por qué especialmente el vino tinto? Porque la uva tinta contiene polifenoles en mayor cantidad que la uva blanca. Los polifenoles son compuestos que las plantas sintetizan para protegerse de las agresiones externas y que pasan a nuestro organismo cuando ingerimos el vino. El más popular de ellos, sobre todo en vinos tintos, es el resveratrol, una sustancia química presente en la piel de la uva tinta que ha demostrado un importante poder antioxidante que ayuda al rejuvenecimiento de las células; tanto es así, que ya se vende como complemento nutricional. Pero además está demostrando que puede ser de gran utilidad para combatir afecciones como la depresión, el estrés, la ansiedad o el cansancio.

Pero además de reducir estos síntomas, una o dos copas de vino tinto al día reduce el colesterol, el riesgo de infarto, de diabetes, reduce la presión arterial, libera endorfinas y retrasa el envejecimiento.

Por todo esto, Vinissimus recomienda tres vinos tintos que te subirán el ánimo nada más probarlos:

  • Viña Ardanza Reserva 2021 (Rioja): Un vino muy frutal, mezcla de tempranillo y garnacha, con un elegante e intenso bouquet y un largo retrogusto fruto de sus tres años de crianza en roble americano y su prolongada estancia en botella. Un vino apreciado por casi todos los paladares, el vino que más triunfa en las grandes celebraciones.
  • Pícaro del Águila Tinto 2018 (Ribera del Duero): Un vino como los de antaño, un verdadero Ribera; fresco e intenso, con un equilibrio perfecto entre fruta y crianza. Presume de vestido cereza y nariz nítida, adornada de frutos silvestres, toques mentolados y especias.
  • Camins del Priorat 2019 (Priorat): Destacan sus aromas de piel de fruta madura, fruta jugosa, sandía… En boca se muestra accesible, de textura aterciopelada y con mucha frutosidad, de moras y casis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s