Galletas con pepitas de chocolate. Receta fácil.

Galletas

¿Cuántas veces has envidiado la casa de tu vecino de donde venía ese olor tan rico a vainilla y galleta, horneándose un domingo por la mañana? Pues a partir de ahora con esta receta tan sencilla de galletas con pepitas de chocolate vas a tener a tus vecinos haciendo cola en tu puerta con los dientes por los suelos.

– “Pero Elvira, las galletas no son del mismo tamaño!!!”

– “¿Qué no entiendes de: Galletas Caseras? Su propio nombre lo dice, CASERAS!! Si las quieres todas iguales te bajas al chino y te compras un paquete…”

– “👌😉 Respeto Neggah.”

Esa fue la conversación que tuve con Elvira mientras hacía esta receta, y tiene razón, lo bonito de hacer algo casero es la imperfección, unas te saldrán más grandes o más pequeñas, más gordas o finas, pero eso sí, siempre hay que tener un mínimo de sutileza.

Como cada uno tenemos nuestros gustos debes tener una cosa en cuenta, si quieres que las galletas sean más crujientes déjalas en el horno más tiempo, y si es al revés y te gustan más blandas, sácalas antes. Nosotros te recomendamos que las hornees unos 10 minutos, pero en la primera hornada cronometra el tiempo hasta que estén a tu gusto y estarás más feliz que un arbusto. 🙂

Ingredientes:

  • 300 gr. de harina.
  • 150 gr. de azúcar.
  • 150 gr. de azúcar moreno.
  • 250 gr. de mantequilla sin sal. (Temperatura ambiente)
  • 1 cuchara de postre de sal.
  • 1 cuchara de postre de bicarbonato.
  • 1 cuchara de postre de esencia de vainilla.
  • 2 huevos. (Temperatura ambiente)
  • 250 gr. de pepitas de chocolate Dr. Oeckel o similar. (si quieres más chocolate puedes echar 340 gr.)
  • 100 gr. almendra picada.

Elaboración:

Mezcla en un bol el bicarbonato, la harina y la sal, lo tamizamos y lo reservamos. A parte, batimos la mantequilla con el azúcar blanco y el azúcar moreno hasta que la mezcla quede cremosa e incorporamos la esencia de vainilla. A continuación los huevos entran en acción, los añadimos uno a uno mientras batimos. Añadimos la harina poco a poco sin dejar de batir hasta que este completamente integradada.

Ha llegado el momento de incorporar las pepitas de chocolate y las almendras, mézclalo todo bien con la masa hasta que estén bien repartidas, tapamos con papel film y lo dejamos reposar en la nevera de 12 a 24 horas.

Precalentamos el horno a 190º y con la ayuda de dos cucharas colocamos masa, intentamos que sea del mismo tamaño, sobre una bandeja de horno cubierta de papel vegetal. Tienes que tener en cuenta que la masa se esparcerá, deja espacio entre ellas para que no se peguen.

Hornea unos 10 minutos, hasta que estén a tu gusto, y déjalas enfriar encima de una rejilla de horno y asómate por la mirilla, ya veras como tienes una horda de vecinos esperando… 😉

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s