Tallarines Boloñesa. Receta.

"Tallarines Boloñesa"

Uno de los primeros recuerdos “gastronómicos” que tenemos de la infancia son esos Spaghetti Boloñesa de nuestras madres, estábamos deseando que llegara la hora de comer los viernes para disfrutar de aquel simple manjar. Hoy os traemos una rica y fácil receta de unos estupendos Tallarines Boloñesa que os hará disfrutar como a enanos!

Ingredientes para el ragú bolognesa (4 personas):

– Aceite de oliva.

– 400 gr tomate triturado.

– 200 gr tomate frito.

– 500 gr carne picada de cerdo.

– 1 zanahoria grande picada.

– 1 puerro pequeño picado.

– 1 cebolla picada.

– 2 dientes de ajo picados.

– 1 hoja de laurel.

– Hojas de albahaca fresca.

– Pimienta molida.

– Perejil picado.

– 1 cucharada de orégano seco.

– Copa de vino tinto.

– Sal.

Ingredientes para la pasta (4 personas):

– 400 gr de tallarines (100gr por persona)

– 1 cucharada de mantequilla.

– Ralladura de limón.

–  3 ó 4 hojas de albahaca fresca.

 

Elaboración de los tallarines:

Empezamos, como no, cociendo la pasta. Ponemos al fuego una cazuela con abundante agua (1 litro por cada 100gr de pasta) y la tapamos hasta que empiece a hervir; una vez hierva, incorporamos la sal y os preguntaréis: ¿cuánta sal echamos?, nosotros escuchamos una vez que el agua para cocer la pasta tiene que estar tan salada como el mar Mediterráneo y así es como lo hacemos, con abundante sal, unos dos o tres PUÑADOS, según la cantidad de agua. Incorporamos la pasta removiendo bien al principio para que no se pegue pero no demasiado para que no se rompa y la dejamos cocer a fuego moderado.

Tened en cuenta el tiempo de cocción de la pasta que viene detallado en los paquetes (de 5 a 7 minutos), nosotros preferimos tomar esos tiempos como aproximaciones e ir probando la pasta hasta que la encontremos al gusto. Nos gusta que al morderla ofrezca un poco de resistencia (al dente) pero si a vosotros os gusta un poco más pasada pues más pasada.

Cuando veamos que la pasta está a puntito, vamos preparando una sartén grande al fuego donde derretimos la mantequilla y rallamos un poco de piel del limón (no os ralléis rallando limón, solamente un toque), para incorporar la pasta nada más retirarla del fuego.

Una vez cocida la pasta, retiramos un cazo del agua de cocción y lo guardamos, ahora os contamos para qué no seáis impacientes! 🙂 . Echamos la pasta en un colador, escurrimos e inmediatamente la añadimos a la sartén que teníamos preparada e incorporamos las hojas de albahaca cortadas a tijera y el agua de cocción de la pasta, removemos para mezclarlo bien.

Elaboración del ragú boloñesa:

En primer lugar, en una sartén grande, echamos un buen chorro de aceite de oliva, cuando haya cogido temperatura incorporamos la zanahoria y la pochamos bien (echamos primero la zanahoria porque es el ingrediente más duro del sofrito y tarda más en pochar). A continuación, incorporamos la cebolla, el puerro, los ajos y una pizca de sal que ayudará a que se poche todo más rapido 🙂

Una vez esté el sofrito bien pochado, lo retiramos y lo trituramos con la batidora. En esa misma sartén volvemos a echar un chorrito de aceite, incorporamos el sofrito triturado,la carne y una hoja de laurel para aromatizar que retiraremos al finalizar. Freímos a fuego lento removiendo bien para que la carne se separe y no queden “pelotitas”. Cuando veamos que la carne está marcada, salpimentamos (no echéis la sal antes por que la carne soltará sus jugos y os quedará más seca), echamos la copa de vino y dejamos reducir.

Una vez la carne esté cocinada solamente queda añadir el tomate triturado y el frito, cuatro hojas de albahaca enteras que retiraremos al finalizar, una cucharada de azúcar para corregir la acidez del tomate, el orégano y pimentar generosamente.

Lo dejamos cocinar media hora a fuego medio con la cazuela a medio tapar para dejar que salga el vapor, pero que no nos manche la cocina el bendito tomate…

Presentación:

Con un tenedor enrrollamos la pasta, como cuando os la váis a comer, pero en este caso intentamos coger mucha más cantidad, enrrollando hasta la mitad del tenedor. Una vez enrrollada, lo pasamos al plato, lo desenrrollamos e intentamos que quede en forma de “nido”. Hacemos tres de estos montoncitos, uno al lado del otro en cada plato, los rociamos con la boloñesa, espolvoreamos prejil picado y terminamos con un chorrito de aceite de oliva por encima… ESTA BOLOÑESA… VA PARA ALCALDESA!! 😀 😀

Animaos a mandarnos vuestras fotos de las recetas a boka2blog@gmail.com y nosotros las subiremos a nuestro facebook. Sabéis que nos podéis dar consejos, ya que también queremos aprender de vosotros. Esperamos que os encante la receta!

 

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Beaatriz dice:

    Muy Buenos, por cierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s