“La Petisa” Madrid. Un gran encuentro.

IMG_2470Érase una vez una pequeña ilusión llamada “La Petisa” que vivía dentro de la cabeza de una pareja de publicistas. Un día esa pequeña ilusión creció y se convirtió en un bonito restaurante en la calle Lope de Vega de Madrid. Sus papás vienen de un precioso país llamado Argentina, y llevan poco más de tres años educando y enseñando a la pequeña Petisa a ofrecer su mejor cara a cada cliente que entra por su puerta.

Todos los días, la pequeña Petisa, se encerraba en su cuarto y pasaba horas y horas dejando volar su imaginación más gastronómica mientras escuchaba unos viejos Lp´s que tenía guardados en el trastero. Tanto le gustaba esa música y las recetas que surgían de su imaginación que no podía separarse de sus vinilos, hasta los usaba de mantel y ayudaba a sus padres a diseñar originales cartas con sus recetas simulando cajas de Cd´s.

IMG_2433No era una niña normal, colgaba sus muñecas de las paredes y metía sus patitos de goma en jaulas de madera por miedo a que se escaparan. Dibujó la silueta de un hombre forzudo en la puerta de la cocina para reirse cada vez que sus padres se asomaban por el pequeño hueco cuando la llamaban para comer. No la dejaban usar los fogones, pero la enseñaron a usar muy bien el horno para que no se quemara. Aunque era pequeña, creaba platos XL que saciaban a sus invitados, como la tosta Croquette (con bechamel, jamón ibérico y queso parmesano gratinado) o la tosta más entrañable (entraña argentina con chimichurri), entre muchas otras. Sus ganas de sorprender a todos aumentaba con el paso del tiempo, ricas raciones como la Provoleta gaucha (provolone fundido con lacón asado y pimiento al horno) o divertidas pizzas tricolor (tomate, mozzarela y verduras asadas) adornan sus mesas cada día. Nunca olvidaba sus raíces, por eso, todo su afán era perfeccionar sus empanadas argentinas ¡y qué ricas están!

Le encantaba el dulce, su postre favorito eran los Panqueques de Nutella con dulce de leche, y que si se portaba bien, su madre le daba los viernes después de cenar con la condición de que se lavara bien los dientes antes de irse a dormir; ella obedecía, pero lo que no sabían era que entre las viejas cajas de cassettes de su habitación escondía miles de chuches que se comía a escondidas entre sus sábanas.

Un frío día de invierno, unos viajeros hambrientos se toparon con “La Petisa”, ella, amablemente, les contó todas sus aventuras y les dio a probar sus mejores platos. Quedaron tan sorprendidos que necesitaban contar su historia para que todo el mundo la conociera.

Precio medio por persona:  15€

Dirección: Calle Lope de Vega 15, Madrid.

Teléfono para reservas: 91 110 40 72

Web: http://www.lapetisabar.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

5 comentarios en ““La Petisa” Madrid. Un gran encuentro.

  1. Yo simplemente por el hecho de la descripción de la tosta Croquette o por la Provoleta gaucha…ya me dan ganas de ir. De todas formas, creo que este blog gastronómico, es muy dinámico, ya que no sólo nos invita a ir a sitios diferentes por la capital, sino que con sus historias hacen que te entren más ganas de probar…esos alimentos…¡DE MUERTE!. Gracias a Boka2 🙂

    PD: la de la ciclogénesis XD

  2. ¡Preciosa historia! Un post muy original que me ha encantado así como los platos que se describen en él… madre mía qué ganas de probar esa tosta y empanadillas, se me hace la boca agua!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s